La madera convertida en cerámica, un material lleno de ventajas.

En decoración e interiorismo convertir un espacio en un lugar práctico requiere de un plan previo en el que se valoran las necesidades y se buscan los materiales y las piezas decorativas que ayuden a conseguirlo.

Los suelos porcelánicos imitación madera se convierten en un gran recurso para lograr espacios realmente prácticos y que no nos den muchos quebraderos de cabeza a la hora de su mantenimiento y limpieza.

A mí personalmente me gusta mucho la madera natural porque es un elemento vivo que se relaciona con los habitantes de un espacio reflejando sus memorias en forma de arañazos, rayas y desgastes. Pisar y transitar descalzo un suelo de madera es todo un placer.

Pero si tenemos que comparar la madera natural versus el porcelánico imitación madera destaco varios puntos que seguro te harán tomar la mejor decisión:

  • El porcelánico imitación madera es más económico.
  • El pavimento imitación madera no necesita mantenimiento.
  • La madera natural se raya y se desgasta.
  • El porcelánico imitación madera está tan logrado que te permite crear espacios acogedores como los que consigues con madera natural.
  • En las zonas de agua como baño y cocina puedes usar el porcelánico imitación madera sin riesgos.
  • Para exteriores es un lujo contar con la imitación madera.
  • Se convierte en un aliado en zonas de mucho tránsito.

Ejemplos de pavimentos imitación madera.

Decidir cómo quieres convivir con tu espacio es algo muy personal así que la última palabra la tienes tú.

Te doy un último dato que te puede ayudar a despejar tus dudas, si todavía las tienes: «Todos pensarán que es madera». 😉


En Terra Cerámica podrás encontrar un amplio catálogo de pavimentos porcelánicos imitación madera con las mejores marcas del mercado. Además el asesoramiento es gratuito.

Si buscas inspiración la tienes toda en la tienda online donde miles de productos y materiales de construcción te esperan.

Deja un comentario